img-book
ISBN: 978-987-46341-5-3
Categoría: Etiqueta:

Shunga

de: Martín Sancia Kawamichi

Shunga remite, desde su propio título, a las clásicas estampas japonesas cuyo tema central son extraños encuentros sexuales con acrobáticas posturas que suelen involucrar la presencia de criaturas fantásticas. Entre lo bello y lo terrible, con absoluta armonía y refinamiento exquisito, la prosa de Martín Sancia Kawamichi avanza contundente y desoladora, y se alimenta de una poética que recuerda a grandes narradores del mundo flotante como Yasunari Kawabata, Jun’ichirō Tanizaki o Edogawa Rampo.

$300.00

Cantidad:
Tag:
Conoce al autor
avatar-author
1973
Martín Sancia Kawamichi nació en Buenos Aires en 1973. Estudió el Profe- sorado de Lengua, Literatura y Latín en el Instituto Alicia M. de Justo y Realización Cinematográ ca en el Cievyc. Publicó tres libros pertenecientes al género infan- til: Breves historias de animales sabrosos, engreídos, enamorados, malditos, veneno- sos, enlatados, tristes, cobardes, crueles, espinosos... (y otras historias) (Editorial Sudamericana, 2009), Los poseídos de Luna Picante (Segundo Premio Sigmar de Literatura Infantil y Juvenil 2014) y 25 tarántulas (Editorial Sigmar, 2016). Participó, junto a Victoria Rigiroli, Diego Meret y Ezequiel Dellutri, del libro Cuentos policiales para niños (Ediciones Lea, 2015). Fuera del género infantil, su novela Hotaru obtuvo el Primer Premio en el Concurso de Novela Negra BAN! –Extremo Negro 2014, y su novela Cachivaches (inédita) fue nalista del Premio Internacional de Novela Negra Córdoba Mata 2015. Participa del programa de radio Kriminal Mambo junto a Beto Nacarado y Marcelo Rubio. Coordina talleres y seminarios de litera- tura infantil junto al escritor Ezequiel Dellutri. Su novela Todas las sombras son mías obtuvo recientemente el Premio Sigmar de Literatura Infantil y Juvenil 2017.
Libros de Martín Sancia Kawamichi
Acerca de este libro
Resumen

Ante la muerte de su amada esposa, Kotaro —a quien le ha sido negado el don del llanto— decide contratar a las hermanas Izumi para que lloren la ausencia de Oriko como ella merece: sin descanso. Pero las muchachas han sido entregadas por su padre a la demencia de un lunático usurero, el gigante Kazuma, poeta perverso que, junto a sus cuatro monos nihonzaru, las tiene esclavas en su árbol, sometidas a delirantes y obscenos caprichos que recopila en un libro erótico narrado e ilustrado por él mismo.

Shunga remite, desde su propio título, a las clásicas estampas japonesas cuyo tema central son extraños encuentros sexuales con acrobáticas posturas que suelen involucrar la presencia de criaturas fantásticas. Entre lo bello y lo terrible, con absoluta armonía y refinamiento exquisito, la prosa de Martín Sancia Kawamichi avanza contundente y desoladora, y se alimenta de una poética que recuerda a grandes narradores del mundo flotante como Yasunari Kawabata, Jun’ichirō Tanizaki o Edogawa Rampo.

La calidad de sus imágenes —con tintes impresionistas—, el tratamiento de la trama, y el desarrollo de una estética del horror, hacen de estas páginas un anclaje clave de la cultura oriental en la narrativa contemporánea argentina.